Cáncer de Piel

Image 066.jpg
Image 007.jpg
cbc nodular.png
cbc escleroso.png

Melanoma y Cáncer de Piel

Factores predisponentes

 

Al ser la piel el órgano más grande y superficial que tenemos ésta se ve expuesta a un sinfín de agresiones diarias y a un cuantioso acervo de tumores.

 

  • Sol

    • La radiación ultravioleta B que emana el sol sobre la superficie terrestre alcanza nuestra piel dañándola.

    • El impacto solar sobre nuestra piel alcanza el 80% del total a la edad de 18 años, por lo que ahora la recomendación sobre protección solar debe ser exhaustivo e iniciarse en la infancia temprana.

 

  • Factores genéticos

    •  La presencia de un familiar afectado con cáncer de piel nos habla de dos principales fuentes de riesgo.

    • La primera de ellas, si hablamos de un familiar de primer grado de convivencia, nos hablará de hábitos de exposición solar intensa familiar..

    • En segundo término nos hablara de una susceptibilidad genética pre-establecida de daño dérmico

    • Otros factores genéticos asociados se refieren a las denominadas genodermatosis como el Xeroderma Pigmentoso, y el síndrome de Cowden y Gardner.

 

  • Radiación ionizante

    •  Los pacientes sometidos a tratamientos con radioterapia por otras enfermedades neoplásicas, tiene un riesgo aumentado de cáncer de piel en el área radiada. Este riesgo siempre será menor al beneficio otorgado por la radioterapia.

 

  • Radiación Ultravioleta A

    •  Las terapias combinadas con radiación ultravioleta A y las camas de bronceado que utilizan esta energía se relacionan con un aumento claro y rotundo de cáncer de piel.

 

  • Productos químicos Los psoralenos, así como el uso continuo de pesticidas y en cantidades suficientes son un factor de riesgo.

  • InmunosupresiónLos pacientes con inmunodeficiencia adquirida secundaria a infección por VIH, a tratamientos inmunosupresores en programas de transplante o con inmunosupresiones congénitas, tienen un riesgo hasta 100 veces mayor. Los pacientes con inmunodeficiencias transitorias o relacionadas a enfermedades crónico-degenerativas solo tienen un riesgo aumentado en conjunto con otros factores de riesgo.

  • Quemaduras, lesiones o cicatrices crónicas de la piel Los pacientes con lesiones dérmicas crónicas como cicatrices de quemadura de la infancia o con fístulas cutáneas crónicas tiene un riesgo aumentado de cáncer. 

  • Tipos de Piel Los pacientes con tipos de piel clara que nunca se broncean y solo responden con quemadura (Tipos I y II) son más expuestos a desarrollar melanoma y otros cánceres. 

Cáncer de piel no melanoma

  • Tipos  Aquí se agrupan un cuantioso número de neoplasias derivadas de la piel y sus anexos. Los más frecuentes son el carcinoma basocelular  (70-80%) o células basales, el carcinoma de células escamosas o epidermoide (20-30%), y el de células de Merkel  (4%) 

  • Diagnóstico Los pacientes con una lesión sospechosa de malignidad en la piel deberán acudir a su médico para que este los valore. La mejor opinión médica será la de los especialistas en cáncer de piel (dermatólogo u oncólogo). Probablemente usted sea un candidato a una biopsia de piel, la cual podrá realizar su médico. Una vez establecido el diagnóstico de cáncer de piel deberá ser asesorado (a) por un oncólogo. Busque su opinión. 

  • Tratamiento El tratamiento del cáncer de piel no melanoma es principalmente quirúrgico, lo que significa, que en muchos de estos casos usted requerirá de una cirugía. Existen múltiples técnicas quirúrgicas para la remoción de su tumor, platique con su médico acerca de las expectativas de tratamiento y resultados oncológico y estético. En muchas ocasiones la Radioterapia es una opción aceptable, considerando sobre todo aquellas en la región facial. La quimioterapia tópica puede ser considerada en casos seleccionados.Otros tratamientos como el rasurado, la crioterapia, la electrofulguración  y todos aquellos en los que la lesión no es removida o tratada con radiación son considerados tratamientos no oncológicos y de una seguridad nula. EVITELOS.

  • Pronóstico El cáncer de piel no melanoma es un padecimiento altamente curable. El cáncer basocelular y epidermoide rara vez metastatizan (diseminación del cáncer a otros órganos) lo que lo torna un tumor fácilmente resecable.

  • EL CANCER DE PIEL NO MELANOMA ES UNO DE LOS CANCERES CON MAYORES TASAS DE CURACIÓN.

Todo depende de un tratamiento adecuado.

 

 

 

Melanoma

 

  • ¿Qué es el melanoma?  Es un cáncer derivado de las células que dan pigmento a la piel denominados melanocitos. 

  • Epidemiología en México y el mundo En México ocurren alrededor de 3,000 casos anuales De entre todas las neoplasias malignas, el melanoma maligno (MM) se considera el cáncer que aumenta más rápidamente, pues su incidencia se duplica cada 10 años.   Es el tumor cutáneo de peor pronóstico ya que la supervivencia a largo plazo en los pacientes con enfermedad metastásica es de tan sólo el 5%; el 15% de los sujetos diagnosticados con MM mueren eventualmente de la enfermedad. En los países en los que existen registros de cáncer, se observa que la incidencia de MM en ambos sexos se ha incrementado más rápidamente que la mortalidad Existen cuatros tipos principales.Melanoma lentigo malignoMelanoma de Diseminación SuperficialMelanoma Acral LentiginosoMelanoma Nodular El tipo más común en México es el acral lentiginoso, seguido del melanoma nodular.

  • ¿Quién esta en riesgo? 

    • Melanoma previo. El riesgo es de 5% en aquellos con antecedente personal de melanoma, 30%  ocurren en forma sincrónica. 

    • Tipo de piel (Fitzpatrick I y II). Piel blanca, en especial cabello rubio o rojo y ojos azules. El riesgo relativo en personas con cabello claro es de 2,  y de 2 - 4 entre los pelirrojos. El riesgo relativo por piel clara es de 1-3.  La exposición al sol durante la niñez podría ser protectora de desarrollar melanoma solo en aquellos que tienen la capacidad para broncearse (Fitzpatrick IV y V) Exposición al  sol,  en relación directa  con la exposición a rayos ultravioleta B, ya que la capa de ozono tiene  la capacidad de filtrar mejor las radiaciones tipo A que el tipo B. Esto en relación directa a los hábitos recreacionales, a las necesidades impuestas por las actividades laborales y a la latitud donde se radica. Los  estudios sugieren que la exposición a las radiaciones ultravioleta tipo A también incrementan el riesgo a melanoma. Los filtros solares comúnmente usados son transparentes a los rayos ultravioleta tipo A,  los cuales representan arriba del 90 a 95%  de la energía ultravioleta del espectro solar. Por lo tanto el uso de estos filtros podría permitir  una exposición excesiva sin disminuir el riesgo de melanoma. 

    • Historia familiar. Entre 5 y 10% de los pacientes  tienen una historia familiar de la enfermedad.  El riesgo relativo reportado es de 2.3 en pacientes  que tienen un familiar afectado, y de 5 entre aquellos con dos familiares afectados.  La historia de melanomas en familiares y en especial en el contexto de “nevos atípicos” antes llamado síndrome de nevo displásico incrementa el riesgo, otras afecciones relacionadas son el antecedente de malignidad previa y Xeroderma pigmentoso. Nevos congénitos. Los nevos congénitos son lunares que están presentes al nacimiento. La clasificación más comúnmente utilizada los divide en pequeños, intermedios y gigantes. Todas estas lesiones deben ser consideradas como precursores de melanoma independientemente de su tamaño ya que tienen un riesgo de degeneración neoplásica proporcional a su dimensión.

    • Nevos benignos. Si bien un nevo no es considerado una lesión premaligna, una gran cantidad de nevos puede estar en relación con un mayor riesgo de melanoma. De hecho es el número de nevos más que el tamaño de los mismos el factor que se ha encontrado relacionado con el riesgo de padecer melanoma. Xeroderma pigmentoso. Si bien esta condición se asocia principalmente a carcinomas basocelulares y epidermoides, estos pacientes desarrollan también un riesgo mayor de desarrollar melanoma. 

  • ¿Podemos prevenirlo?  El uso de protección solar nos ayuda a reducir significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Entre las medidas que debemos considerar como habituales están: Evite asolearse de manera ex profeso. Es común la práctica, sobre todo en los balnearios, de asolearse para “broncearse”. Esto a la único que lleva es a un daño solar extremo. Si va a desarrollar actividades al aire libre deberá protegerse con un bloqueador solar con un Factor de Protección Solar (FPS) del 15 o mayor, cuando menos. Deberá aplicar retoques del protector solar cada dos horas cuando menos. Úselo aun en días nublados Evite el sol de las 10:00 a las 16:00 hrs., cuando es mayor. Use sombrero y anteojos solares cuando se vea expuesto. 

 

  • RECUERDE EL SOL ES UNA MARAVILLA, APROVECHELO NO ABUSE

 

  • ¿Cómo se etapifica? Para las lesiones localizadas (sin evidencia de metástasis), el grosor de la lesión es el factor pronóstico más importante. Se han utilizado 2 métodos para microestadificar el grosor.  El sistema de Breslow reporta el grosor en milímetros y en el de Clark se describe el grosor haciendo referencia a la penetración del melanoma en los diferentes estratos de la piel De manera gruesa los melanomas se clasifican como localizados (Etapas I y II), regional (Etapas III) cuando hay metástasis a los ganglios regionales y metastásico (Etapa IV) cuando hay diseminación del tumor a otros órganos (Pulmón, hígado, cerebro, piel)

  • Tratamiento por etapas

    • Etapas I y II (localizadas): Resección de la lesión primaria y determinación de ganglio centinela y Disección ganglionar complementaria en caso de ganglio centinela positivo             

    • Etapa III (metástasis ganglionares) Resección de la lesión primaria y,  Disección Ganglionar, Radioterapia y Tratamiento sistémico adyuvante. Otros tratamientos pueden incluir la Perfusión Aislada de Extremidad

    • Etapa IV    Terapia dirigida anti BRAF-MEK e Inmunoterapia                                 Quimioterapia

                                 Cirugía de metástasis

                                 Perfusión Aislada de Extremidad